A fines del 1979, cuando San Gimignano no era todavía mitad de turistas de todo el mundo, iniciaba a alquilar el departamento Santa Fina, “el primero” con el cual me encariñé un poco porque me ha acompañado en años, un poco por el panorama encantador de la gran terraza.

En el tiempo, poco a poco, he iniciado a alquilar otros departamentos y habitaciones dispersos en el centro histórico de la ciudad. En el 2000 junto a mi hijo Francesco hemos inaugurado Palazzo Tortoli, un palacio del 300 en la bellísima Piazza Della Cisterna, palacio señorial de gran relieve arquitectónico señalado en todas la guías mas importantes a nivel internacional. Por ultimo en el 2002 Podere Ponte a Nappo, una bellísima granja con piscina recientemente restaurada e inmersa completamente en el verde. Desde aquí se goza de una esplendida vista de la campiña Toscana y de San Gimignano, situada justo frente a la granja a solo 900 ATS y de fácil acceso a pie, a solo 10 minutos.

Junto a Andrea y a Franceso, hemos hospedado hasta hoy a turistas, de todo el mundo con lo que a menudo nos entretenemos con largas conversaciones sentados en el jardín o disfrutando de una buena copa de vino entre las torres de San Gimignano.

La cosa mas importante que tanto nos satisface, son los clientes que cada año vuelven y recomiendan nuestros apartamentos a sus amigos o familiares.

Con la esperanza de dejar un lindo recuerdo, de nosotros y de vuestras vacaciones en San Gimignano Seré feliz de hospedarlos y alojarlos junto con mis hijos Andrea y Francesco.

Los espero.
Carla.